Un error muy común a la hora de enviar y recibir un correo es que éste sea rechazado y por tanto no llegue al destinatario.

Uno de los motivos principales es que sin darnos cuenta nuestra IP haya sido introducida en una lista negra y por tanto los destinatarios de nuestros correos nos detectan directamente como una IP sospechosa y rechacen nuestro mensaje o lo depositen en la carpeta de spam o correo no deseado.

En Internet hay infinidad de sitios donde poder comprobar si nuestra IP pertenece a alguna  de éstas listas.

A continuación se muestran tres enlaces en los que tan solo con poner nuestra ip nos mostrará resultados de si pertenece usted a una lista negra. Es recomendable para asegurarse bien comprobar en más de una.

MxToolBox

Los comentarios fueron desestabilizados

Llámanos

(55) 7798 9355  (961) 212 1002

Servicios requeridos : Diseño webMarketing OnlineSeguridadDesarrollo de APP